Mente original

Mente original

martes, 1 de julio de 2008

Semillas


Hace algún tiempo, ella decidió que su vida debía cambiar, que andaba por caminos que no le aportaban lo que necesitaba en esos momentos, que tenía una tierra que no estaba cultivando conscientemente.
*
Después de deambular durante mucho tiempo y de dudar acerca de todo (aún a veces sigue), decidió que era el momento de ir cerrando ciclos.
*
Dejó su trabajo y de ver a algunos amigos con los que ya tenía poco en común, así empezó un nuevo caminar. Decidida a sembrar unas preciosas semillas que con el tiempo diesen un delicioso fruto.
*
En esta nueva etapa continuaron algunos compañeros del camino y poco a poco se fueron introduciendo nuevas personas. Esa sensación de "no ver", de tener la cabeza metida en "una vasija" y no avanzar, poco a poco se fue reduciendo,... sin irse del todo.
Y empezó a sembrar.
*
Aparecieron nuevas sensaciones... y principalmente la de "libertad" le produjo miedo. Se sintió culpable de haber "elegido" lo que era mejor para ella, de empezar a dar pasos por senderos desconocidos, por salirse de los caminos marcados.
*
Lo que la llevó, casi sin darse cuenta, a cultivar en esa bella tierra lo que le iban dando, sugiriendo,... en definitiva, la semillas de otros. Y cuando llegó el tiempo de la recolección, no todo lo que recogió le gustó o le aportó lo que ella quería. Y se sintió casi como al principio, un poco perdida y luchando contra lo que sería más fácil FLUIR Y SOLTAR

2 comentarios:

rous dijo...

Bueno, poco a poco. No es fácil ni rápido soltarse de las cadenas que nos atan y despues abrir camino nuevo.
No es fácil, pero se consigue.
Sembrar es recoger.
Besazos

TNB [TrustNoBody] dijo...

Hermoso escrito, me puso la piel de "gallina".