Mente original

Mente original

viernes, 11 de julio de 2008

Descontrol

¡Cuidado con lo que pides, pues se te concederá!

Llevo algún tiempo observando que si pido algo de corazón, el universo me da la respuesta o conspira para concederme la petición.

En los últimos días había algo dentro de mí removiendose con mucha intensidad. Una necesidad de descontrolar, de no tener las cosas organizadas, de no saber que va a ocurrir, de novedad, de vivir el momento, de hacer cosas que normalmente no hago,... y por supuesto el universo me concedió la petición.

Después de pasar un agradable día con una amiga, decidimos que al día siguiente nos ibamos a ir a la playa, - ¿A cuál?. - Da igual, sobre la marcha lo decidimos.
Cogimos el coche y empezamos a caminar, al poco tiempo ya habíamos decidido que ibamos a ir a "Calblanque", una zona aún virgen, sin edificar y con no mucho turismo, cerca de la Manga.

Antes de dejar la carretera y coger una pista de tierra para llegar, compramos en un área de servicio cerca del lugar unos sandwiches y una botella de agua para comer.
Después cogimos la senda, llena de baches, para llegar a la playa. -¡Que bonito, el mar!.
Pero cuando nos bajamos del coche,... empezó nuestra aventura.

-Gema, mira que sendero hemos dejado.
Lo toco y es aceite, de debajo del coche (ahora sé que era del carter) no paraba de caer aceite.

En el lugar, no tenemos cobertura ninguna. Pero no pasa nada, con tranquilidad, decidimos que ya lo solucionaremos después. Que puesto que tenemos que llamar al seguro y que vengan a por nosotras, vamos a disfrutar un poco del día.

Caminamos hacia playa, y empezamos a rascarnos. -¿Qué nos ha picado?. Unos mosquitos un poco extraños y bastante grandes nos habían taladrado el cuerpo. Pero no importa...

Tomamos un ratito el sol, nos comemos nuestros sandwiches, y viene la primera persona a preguntar que si el coche verde con tal matrícula era nuestro, le decimos que sí y nos dice, -pues os lo habéis cargado. He visto la piedra donde habéis debido dar y el reguero de aceite que habéis dejado. Aquí no hay cobertura ninguna, no se que vaís a hacer. La segunda persona que llega, corrobora lo de la primera pero nos dice que en la cima de una montaña cercana quizás podamos llamar o que les pidamos ayuda a los socorristas. Aun así, amablemente se ofrece para llevarnos a algun lugar cuando ellos se marchen.

Nosotras con tranquilidad, decidimos que esta bien, y vamos a darnos un bañito.

A las 3 de la tarde, empezamos a movilizarnos. Volvímos al coche a dejar las toallas y ahí fue uno de los momentos mas críticos, creo que llevo aproximadamente unas 25 picaduras de mosquito en mi cuerpo (algunas personas tuvieron que ir a urgencias). Después fuimos a los socorristas a ver si ellos tenían cobertura o alguna posible solución. Nos dijeron que ese día en concreto no tenían ni coche, que los habían dejado allí y que no podían localizar a nadie. La verdad es que no pusieron mucho interés. Cosa que nos molestó un poco, pero no pasaba nada. Me subí a esa montaña que me habían dicho para ver si desde allí había algo de cobertura. Nada de nada.

Después de bajar, achicharrá por las horas que eran y llena de picotazos, acudimos a la pareja inicial que se ofreció para sacarnos fuera de esa zona. Nos fuimos con ellos, hasta el final de la pista de tierra, al lado de la autovia, donde ni las aguilas acudían y nos pusimos a llamar al seguro. Los dos móviles en batería baja.

Por fin, después de un buen rato, llegó la grua. No nos vió y cogió la pista. Las dos corriendo detrás de ella y agitando los brazos como locas. Algunos coches pararon y nos subimos en uno,... llegamos a la grua. Le indicamos donde estaba el coche, lo recogimos y lo llevamos al taller. Después nos mandaron un taxi y para casa.

Yo queria no controlar, tener sensaciones nuevas y hacer cosas diferentes,... pues aquí tuve un día diferente. Reconozco que es un rollo por el gasto del arreglo y el jaleo de tener que ir hasta el taller otra vez, el cuerpo que me sigue picando, etc. Pero me gustó, yo me lo tomé relajadamente y me reí un montón... mi amiga no tanto, jejeje.

Ahora solo intento ver la señal, que me quiere decir el hecho de que en mis dos últimos viajes, con 15 días de diferencia uno del otro haya vuelto a mi casa en taxi y los coches en grua ;-P

6 comentarios:

Max dijo...

vaya, vaya, jejeje ......



la pista era mazarron


un abrazo viajera

KRIG dijo...

Pero qué cosicas te pasan... yo me hubiera puesto más que de los nervios, me encanta cómo te tomas las cosas.

Tq. feliz día.

TNB [TrustNoBody] dijo...

Vaya día...eso si que son nuevas sensaciones, y con calma.. muy buen escrito :-)

Juan Pedro dijo...

Perdona que escriba tras tanto tiempo simplemente para ser friamente realista (ya tu sabes como soy) y señalar que la señal igual es que debes revisar el coche antes de salir de viaje ;) Un saludo y un beso.

Caro dijo...

Max: es cierto, quizás teniamos q haberle hecho mas caso a tu sugerencia de irnos a mazarrón, pero... mi conciencia sigue sorda.
Un abracito

Krig: Tomarme las cosas con calma y reirme en las circunstancias adversas es un proceso que se va interiorizando en mi y no es tan dificil. Solo hay que proponerselo.
Gracias por tu amistad. Tq

Tnb: Intentaré seguir introduciendo diariamente en mi vida sensaciones nuevas, pero que no nos salgan tan caras, jejjeje.
Un beso

Juanpe: Me ha hecho mucha ilusion tu escrito. Ya se q aun no compartes que en la vida nada es por casualidad, que todo tiene un significado y un sentido. Pero te aseguro que es así. Que todo lo que nos ocurre forma parte de nuestro camino.
Y para tu inquietud, ambos coches fueron revisados antes de partir.
Un besito y gracias por compartir este espacio

Juan Vi dijo...

Hola, Caro.
Vaya aventura, este tipo de aventuras las utilizo para ponerme a prueba conmigo mismo.
La verdad es que ahí días que las vivo como si estuviera en otro plano y otras afectan a mi egito.
Por lo que dices, en dos ocasiones has vuelto a casa en taxi y el coche en la grua.
Lo que esta claro, es que son dos formas diferentes de movimiento o de desplazamiento. Una es la tuya como persona; como te vas y como vuelves. Y la otra es la del coche como algo material e inerte.
Por otro lado, esta el gasto económico y más en la situación actual. Por casualidad no tendras un posible viaje en tu mente que no realizas por cuestiones económicas, o emprender una eventura.
Bueno, simplemente te dejo cositas por si las puedes aprovechar.
Aún así vaya aventura.

Por todas mis relaciones.