Mente original

Mente original

domingo, 15 de noviembre de 2009

"Nada es verdad ni es mentira..."


"Nada es verdad ni es mentira, todo depende del color del cristal con el que se mire"
Desde que escuché por primera vez esta frase la hice mía. Me parece que habla de una gran verdad.
Estos días he tenido un gran encuentro de sentimientos donde principalmente había enfado y tristeza.
Mi situación laboral estaba en un punto, que con lo que tenía no me daba casi ni para pagar el alquiler, por lo que tenía que buscar un trabajo a jornada completa de manera imperiosa.
Y lo encontré!!! Pero... pufff lo que me ha supuesto. Todo lo que ha sacado dicha decisión.
En un primer lugar salió mi impotencia y frustración. Era un puesto de trabajo que no me iba a realizar personal (y yo que en estos momentos estoy tan centrada en ello... o ... tan obcecada). Las funciones que tenía o mejor dicho tengo que desempeñar me parecían poca cosa para mí, yo puedo hacer mucho más, me he dicho mil veces y si me descuido mi exigencia y prepotencia siguen saliendo... Después el agobio y otra vez la frustración, porque el horario de trabajo que tengo me supone renunciar a muchas cosas importantes ahora en mi vida. Otra vez todo patas arriba, si empezar en un sitio nuevo no era para mí ya cambio suficiente, también tenia que dejar un trabajo importante con un grupillo de mujeres, posponer mis practicas de medicina tradicional china o dedicarle solo un par de horas a la semana, ir menos horas a clase,... o lo que es lo mismo, adaptarme, fluir, y vivir con lo que hay, pues no, mi mente se resistía y mientras... yo me resfriaba, me dolía el estomago,... Todo ello con la mente clara, viendo que la película estaba en mi cabeza, que el muro, el obstáculo es mío.
La sensación de no poder hacer lo que quiero en la vida se me repite, no es nueva para mí.
Ahora, tengo una visión nueva. Mañana comienzo en ese nuevo lugar, con nuevos compañeros, nuevos "jefes", nuevas personas con inquietudes, miedos, temores, sueños, ilusiones,...
Se que nada es por casualidad, que estaré en el lugar donde tengo que estar ahora. Y que haré lo que tenga que hacer. Que no es tan importante las "funciones" que desempeñe sino la ilusión y amor que ponga en ellas. Que transmitiré con mi presencia, con mi ser,... transmito mi vibración,... por lo que no importa si los medios, las acciones me gustan más o menos, eso no es lo importante.
Por eso mañana quiero entrar bailando...

2 comentarios:

Antonio dijo...

mmmmmmmmmm, un abrazo. La existencia nos abre puertas donde antes habia un muro.

TNB [TrustNoBody] dijo...

Muy buena actitud, cuanta verdad encierra tu escrito.